teoría

Imagina un mundo más fácil

The everywhere loveNuestro mundo ha cambiado y nuestra manera de pensar también, pero parece que nadie se haya dado cuenta.

En las últimas décadas, o si queréis en los últimos 50 años, pero más acentuado desde la legada de internet, hemos vivido un cambio radical en cuanto al arte y la creatividad:

  • Todo a nuestro alrededor es artístico. Lo funcional ha muerto. Queremos diseño, color, etiquetas, imágenes, líneas elegantes, telas novedosas, lacados… Se acabó el comprar algo por su función, queremos que sea bello.
  • Utilizamos más creaciones y más recientes. Todo lo que usamos ha sido creado por alguien “a mano”. Incluyendo programas informáticos, imágenes digitales, piezas tecnológicas. Siempre hay alguien o muchos alguien detrás de cada nuevo elemento y la misma gente u otra, va a crear una versión mejorada en el menor tiempo posible, en parte porque pueden, en parte porque si no vendrá otro que lo hará. Nada dura ya una vida, pero aunque lo hiciera, habría 10 versiones mejoradas la dejarían obsoleta.
  • Creamos, pensamos y compartimos más. Aún como individuos, somos más creativos e internet ha abierto la puerta a crear, tanto individual como colectivamente mucho más. El equivalente total de la información de la humanidad hasta 2003, se genera ahora en 2 días y seguimos subiendo.
  • Somos más artistas. También gracias a Internet, se ha legitimado nuestro derecho a compartir, a pensar y a decir. Somos más escritores, más dibujantes, más programadores y más fotógrafos… y además ha dado pie a otro tipo de creaciones audiovisuales e incluso a nuevas ramas del arte.

Todo esto son hechos. Ahora bien, todo lo que creamos, compartimos y movemos es A-PESAR-DE:

A pesar de tener que sufragar todos los gastos, a pesar de tener que luchar contra la frustración del anonimato, a pesar de que las grandes compañías y los monopolios ejerzan su presión, a pesar de que los artistas sean unos pobres desgraciados que no pueden vivir de su arte, a pesar de que nadie nos haya enseñado nada, sino que hayamos sido unos a otros, a pesar de que todo lo que hagamos como creadores se considere una pérdida de tiempo…. y aún así, a pesar de los pesares, seguimos creando. Y da igual lo que creemos, porque las barreras son las mismas, más o menos, para cualquiera. ¿Pero cómo se podría hacer un MUNDO-MÁS-FÁCIL?

Personalmente no lo veo tan complicado. sólo es que hace falta dejar de pensar que somos quienes éramos. No somos ganado como en la era feudal, no somos mano de obra esclavizada como en la era industrial, no somos consumidores, como en los 80-90: SOMOS CO-CREADORES. En mayor o menos medida, creamos, u opinamos, o participamos de algún u otro modo en los procesos de creación. ¿Por qué crees que facebook o twitter o la red en general cambia cada cierto tiempo? Pues porque como tú la usas, define cómo ha de ser y así, vamos creando. Entonces ¿Qué hay que cambiar? Yo propongo esto:

  • Partamos de una enseñanza realista, en la que se potencie el conocimiento general y no la ignorancia concretada, en la que la creatividad esté fomentada y alimentada y donde no se vea como una distracción y donde haya asignaturas como “programación, imágen, diseño, web, música, tecnología informática” como asignaturas básicas del programa estudiantil, no como optativas basura. Es mucho más provable que mi hijo tenga que desmontar un ordenador a que tenga que utilizar un coseno.
  • Abramos el programa estudiantil a lo que los alumnos quieren estudiar y no a lo que los profesores piensan que han de enseñar. Una educación básica es muy práctica, pero no puedes tener una educación generalista para formar a personas que van a pensar por ellos mismos.
  • Apoyemos como indivíduos, como colectivos y como estados a la creación. Alimentar granjas de ideas, contar con personas que crean y viven en común con objetivos comunes y que el estado beque su tiempo es sólo una inversión a medio plazo. Tener genios que se desarrollan en su área y que proporcionan ideas brillantes, es algo mucho más rentable, que tener aviones militares.
  • Paremos los pies al corporativismo. Igualemos los derechos, eliminemos todas las leyes abusibas o claúsulas de propiedad intelectual que vayan contra los individuos creadores y convirtámoslas en ilegales. Nadie ha de tener derecho a nuestra creación si nosotros no lo queremos y sólo nosotros tenemos la facultad de decidir quién y por cuánto tiempo puede ser usuario de la misma.
  • Paguemos. Si al artista o al creador de cualquier tipo, le cuesta tiempo, dinero y energía su trabajo, no lo dejemos sin pagar. Como co-creadores, podemos hacer lo mismo por ellos, podemos pagar con tiempo o con dinero, pero no admitamos regalos de creación nunca más, ya que no nos queremos ver obligados a hacerlos.
  • Unámonos. Nunca más un artista o creador solo. Seamos parte de elementos mayores, de ideas mayores y de equipos mayores. Todo ello nos ayudará a crecer y a funcionar en común. Puede ser un gran paso para ganar nuestra batalla por el derecho a que se reconozca nuestra existencia. El ser humano es gregario por necesidad y es nuestra naturaleza. La unión hace la fuerza, no desdeñemos eso.

Esto es sólo un pequeño esquema… pero como buen creador estoy abierto a co-creadores:

¿Qué más añadirías tú?

Bookmark and Share

Pensamiento Multidisciplinar

Cree en ti mismo recopilatorio. Ángel Aznar artista multidisciplinarHace algo más de un año, estando con una amiga, un artista un tanto pretencioso al que acabábamos de conocer se puso a preguntarle a qué se dedicaba ella. Cuando le djio que era artista, él quiso saber de qué disciplina y ella le dijo que era multidisciplinar, a lo que él respondió:

“¡Estás equivocada! Eso es una estupidez. Cuando quieres hacer una pieza ¿Con qué técnica la piensas primero?”

Recuerdo el cabreo estupendo que se llevó mi amiga y que le bautizó como “El Inútil”, apodo que se le ha quedado.

El caso es que desgraciadamente no es una opinión de unos pocos Inútiles, sino que, por desgracia, está mucho más extendida de lo que me gusta pensar. Aquello de “aprendiz de mucho, maestro de nada” es una conciencia demasiado arraigada.

Al contrario de la opinión popular, ser multidisciplinar no es algo “de moda” o algo que reste categoría a un artista, sino todo lo contrario.

Para un artista, ser capaz de desarrollarse en más de un arte, le da una perspectiva única y un pensamiento más flexible, lo que le abre posibilidades a crear con una imaginación más despierta y libre.

Además, es fácil que una vez que has empezado a crear arte en una disciplina, después, o al tiempo, acabes adquiriendo otras; pero nuestro problema, generalmente, es que acabamos coartándonos a nosotros mismos o creyéndonos eso que nos dice la gente de que “hay que centrarse”. Es posible que si dedicas todo tu tiempo a una sola disciplina, desarrolles mucha mejor técnica en esta, que si divides tu tiempo entre varias… pero ¿ES QUE ES TODO TÉCNICA?

Está claro que si quieres ser un pintor hiper-realista o un concertista clásico, necesitas una técnica cada vez más depurada, pero eso no es así para todo el resto de las vertientes artísticas y en muchas, por no decir, la mayoría, prima la creatividad sobre la habilidad. Es ahí donde creo poder ayudaros.

Llevo desde que soy un niño trabajando distintas disciplinas artísticas, saltando de una a otra, combinándolas, evolucionando o simplemente dedicando circunstancialmente más tiempo a unas que a otras, pero hay una serie de claves que, al menos a mí, me han ayudado en este proceso.

    • No tengas pudor. Cualquier arte es complejo, pero exponerse y tener respuesta del público siempre es enriquecedor.
    • Acepta que te vas a equivocar y que eso no tiene por qué ser malo. Desconocer la técnica da como resultado “errores”, pero si esos errores son afortunados o desafortunados, sólo lo decides tú.
    • La técnica puede no ser transponible, pero la filosofía sí lo es. Tener un profundo planteamiento como poeta, te da la posibilidad de aplicarlo igual a la escultura o viceversa.
    • Apóyate en lo que dominas. Dependiendo de qué arte a que arte migres, puede haber aspectos comunes. Úsalos a tu favor como base y desarrolla a partir de ahí.
    • Déjate guiar por el instinto. Ser artista desarrolla nuestro gusto y la toma de decisiones. Da igual qué disciplina sea.
  • Date tiempo. La perseverancia es imprescindible para mejorar.
  • Cruza técnicas. Si la filosofía es algo que se puede transponer, eso te da la libertad de abordar la misma idea con diferentes disciplinas y hacerlo a la vez.

A lo largo de mi vida he desarrollado muchas disciplinas artísticas diferentes y muchas técnicas diferentes dentro de cada disciplina (ya os lo contaré en otro post). En unas he trabajado más, en otras menos, pero todo me ha aportado experiencia, capacidad de pensamiento y flexibilidad.

Abrirte a cambiar de técnica o de disciplina, puede ser lo más enriquecedor que te ocurra en la vida. Si quieres hacerlo, sigue adelante sin importar lo que opinen personas con la mente más cerrada

Bookmark and Share

Formular una porcelana de colada (para moldes)

Con los últimos toques  las jarras más vikingas #Cerámica #Pottery #Ceramics #Art #Arte #Artist #Artista #Clay #Barro #Porcelain #Porcelana #viking #Vikingo #White #Work #Trabajo #BlancoYa he escrito un par de post sobre pastas y otro sobre la diferencia de comprar el material frente a formular el material pero en este caso os voy a dar razones para comprender, de verdad, los porqués de la formulación de pastas.

¿Alguno utiliza porcelana?

Sí, sí, esa pasta incómoda, blanca, difícil de modelar, de moldear y de cocer, que necesita el doble de volumen para que después de bizcochada y cocida a alta te quede una pieza de tamaño normal y que encima los proveedores te la venden a precio de oro….

Pues os juro que esa pasta, no sólo es fácil de hacer, sino que ¡Además es BARATA!

Otro día os hablaré de la porcelana para torno… sí, yo torneo porcelana… pero hoy os voy a hablar de la de colada.

Hace unos meses tuve que hacer un encargo de  una serie limitada de vasos a molde y tenía una de esas bolsas que uno compra por probar y que nunca estrena, de porcelana de colada. Hice los vasitos y aquello fue una tortura:

  • La pasta no pasa prácticamente por la textura de cuero y es muy quebradiza
  • A pesar de la indicación sobre la proporción de agua, la pasta se vuelve grumosa con facilidad, sobre todo si se mezcla algo de barro seco con el líquido
  • Como no tiene elasticidad, da problemas para separarla del molde y para repasarla
  • Al usar bentonita, la pieza pierde mucho volumen al secar, más al bizcochar y mucho más al vitrificar

Vale. Yo entiendo por qué usan defloculantes que impiden que la pasta se vaya al fondo, pero también impiden que se mezclen bien (de ahí esa textura arenosa con la que te lo venden); también entiendo el uso de la bentonita, que también evita que se precipite….¡¡PERO ES QUE NO VALE PARA NADA!!!

Supongo que si hiciera 3000kg y todo lo trabajara a molde, con la escayola perfectamente seca entre uso y uso iría mejor…. pero la mayoría de los talleres no hacemos eso. Por lo que os doy una fórmula válida que he descubierto de casualidad, pero que es mucho mucho mejor:

PORCELANA COLADA 1280º

  • 57% CAOLÍN
  • 28% FELDESPATO POTÁSICO
  • 15% CUARZO
  • 70% AGUA
  • 1 ROLLO DE PAPEL HIGIÉNICO POR CADA 10KG DE PASTA*

*El papel higiénico hay que introducirlo molido. Lo desenrollas en una olla con una parte medida del agua que vas a usar, lo dejas reposar al menos 15 minutos y le pasas la batidora hasta que sólo queda pulpa.

¡¡Fíjate qué sencillo!!

El papel te va a dar lo que le falta a la fórmula de la porcelana. Aporta cierta elasticidad, mantiene la humedad un poco más y da más margen de error. Además, como no tiene bentonita, la porcelana mengua MUCHÍSIMO MENOS.

Cambiando la proporción de agua, podríais tener una estupenda porcelana de papel para trabajar en placas (para escultura como que no). Y sobre todo es una fórmula sencilla y rápida de hacer que os permite hacer muchas pruebas. ¡Que la disfrutéis!

Bookmark and Share

El arte mágico de la cerámica

La cerámica es un arte complejo. No es como las demás artes.

Siempre digo esta frase:

“Un pintor pinta y ahí queda. Un ceramista, Crea, espera, Repasa, espera, Bizcocha, espera, Esmalta, espera, Cuece, espera y reza, para que en ninguna parte del proceso la pieza se rompa o se convierta en algo que él no quiere”

Los ceramistas estamos hechos de otra pasta.

Llevo desde que soy un niño metido en diferentes artes y, en gran medida, he mamado la cerámica de mi madre, que también es ceramista aunque ahora no ejerza. He aprendido y hago: Música, Fotografía, Pintura, Escultura, Literatura, Arte Urbano, Infografía, Diseño, Cocina y Cerámica. Tengo perspectiva, vamos; y aún así, la cerámica me parece una de las artes más difíciles que existen.

Internet está muy bien... Pero cuando necesitas algo concreto, mejor que tengas los #Libros necesariosLa cerámica tiene más de 10.000 años. Es un arte extraordinariamente antiguo y casi podríamos decir que es el primer arte tecnológico. Hasta que llegó la cerámica, el arte plástico era la pintura y la talla. Pero la cerámica era otra cosa. Necesitaba control, proceso, fuego, temperatura…. Hacía falta ingeniería para ella. La cerámica es el arte, de cuando los humanos empezamos a aprender a pensar; después llegó el resto.

Muchas otras artes han pasado de ser algo meramente tecnológico a ganarse un espacio propio (cine, fotografía, infografía, net-art…), pero sin duda, la cerámica es la que más conserva su espíritu tradicional. A pesar de los milenios y de que la tecnología y la industria nos han puesto a la mano esmaltes industriales que funcionan muy bien, pastas manejables y económicas, tornos eléctricos y hornos estables y limpios; la cerámica sigue siendo en gran medida tradicional. Los ceramistas seguimos buscando formulando y probando nuestros propios esmaltes, algunos, como en este taller, formulamos y probamos nuestras propias pastas cerámicas, otros fabrican sus propios tornos u hornos, e incluso los hay que siguen buscando sus minerales en la naturaleza en torno al taller. Y es que:

NO SOMOS CERAMISTAS, SOMOS DRUIDAS.

Cogemos materiales sin sentido, barro, piedras, agua, lo tratamos, lo cuidamos, lo perfeccionamos y después lo convertimos en una pieza que nada tiene que ver con lo que era antes ni volverá a serlo jamás. Somos magos del conocimiento y con una ciencia tan antigua como la agricultura.

Los ceramistas, permanentemente a medio camino entre la ingeniería y el arte, puede que seamos una de las artes mayores menos apreciadas por los “artistas mayores”. La mayoría de los pintores y escultores jamás van a comprender por qué hacemos lo que hacemos. A qué viene tanto esfuerzo para hacer “cáncanos”, como dice una amiga mía. Pues la respuesta es fácil:

La cerámica, no es sólo un arte. También es un reto.

Nos pasamos gran parte de nuestro tiempo en el taller perfeccionando técnicas, buscando la manera de que nuestros procesos sean más sencillos y efectivos y jugando con los elementos a nuestro alcance para sacar productos cada vez más cercanos a nuestros propósitos… o todo lo contrario, para que el resultado del horno cada vez nos sorprenda más. Y aún así, hagamos lo que hagamos, cada vez que abrimos el horno siempre es una sorpresa, que en ocasiones es agradable y en ocasiones decepcionante.

Da igual. Seguiremos haciéndolo.

Este arte es complejo, difícil, casi místico, sólo para una minoría… pero hay algo que está claro. La cerámica, engancha.

Bookmark and Share

Pasta autofraguante

Estamos preparando un proyecto grande para un mural y como ya os hablé en su momento del tema de los murales, quería indagar un poco más en este aspecto concreto.

Para esta pieza usé arcilla blanca de Manises (gris en crudo) +10% de hollin

La pasta autofraguante, para quien no la conozca, es simplemente una fórmula de pasta cerámica con cemento que no necesita cocción. La idea es poder realizar piezas de gran tamaño sin necesidad de cortarlas ni cocerlas.

Como además estamos preparando un mural de gran formato, hemos hecho un mural de prueba en formato pequeño, no sólo para ver los límites de plasticidad de nuestra fórmula, sino para además probar un coloreado con óxido de hierro al 5% sobre pasta blanca y además poder hacer el cálculo de la cantidad de material necesaria para la superficie que tenemos.

La fórmula está basada en el trabajo de Jorge Fernández Chiti, con el que ya hice un par de cursos hace unos cuantos años y que es uno de los grandes teóricos de la cerámica que tenemos actualmente.

Puesto que no es una pasta que se vaya a cocer, se le puede dar color con tintes vegetales y demás, siempre y cuando no vaya a ser usado en exterior, en cuyo caso os recomiendo materiales de tinte mineral o al menos, que aguante el sol sin decolorar, como el negro de humo o los tintes de pintura de exterior.

Os dejo unas claves para el uso de este material que os pueden ser útiles:

  1. La pasta empieza a estar fraguada en 2 horas, pero va perdiendo plasticidad desde que se mezcla. Se modela normal durante 1 hora más o menos
  2. Es mejor hacer sólo la cantidad de mezcla que podremos trabajar. Si la pieza es grande, volvemos a mezclar y añadir
  3. En piezas grandes, conviene tener una estructura interior. Es plástica como un refractario, pero si trabajamos piezas verticales, se pueden desmoronar si es mucha masa
  4. Es interesante trabajar diferentes aspectos en distintas fases de secado. Esquema de volumen, detalle, textura, lavado o acabado. El orden ayuda
  5. No te pongas a trabajar si no sabes lo que vas a hacer, es una pasta que no se rehace, así que hay que ir a tiro hecho
FÓRMULA
Fórmula autofraguante Partes
Arcilla 8
Arena 7
Cemento 5
Agua 5

Una parte de 1kg de arcilla con mis materiales

Equivalencia Peso/volumen Gr
Arcilla 1000
Arena 2480
Cemento 1700

La fórmula está expresada en partes de manera que se pueda hacer por volúmen; La Equivalencia es lo que pesan los materiales con el mismo volumen que un kilo de mi arcilla. El agua, en la fórmula original, es el 25% del volumen total de la mezcla, pero os lo he puesto todo junto para que lo tengáis fácil. Mezclar en seco y añadir agua después

Bookmark and Share