Qué hacer cuando llega el fin del mundo. Parte: 41

La principal es que somos átomos flotando en más de un 90% de vacío y, de no haber un orden “mayor, es totalmente imposible nuestra existencia, pero de eso ya hemos hablado antes. Por otra parte, querer convertir un sentimiento en una serie de mandatos y ritos organizados y sujetos a unas rígidas reglas sobre lo que está bien y lo que no, es algo totalmente carente de sentido.

Si tuvieras una perspectiva ligeramente mayor de cómo están las cosas en tu universo, seguro que comprenderías que, lo que consideras perfectamente normal, para otros es una aberración. Yo, sin ir más lejos, después de los años que llevo viviendo en este planeta, me sigo haciendo la misma pregunta: ¿Quién fue el idiota al que se le ocurrió inventar la corbata? ¿Sentía algún extraño placer por llevar un trapo molesto en el cuello? Y lo que aún me asusta más ¿Por qué lo empezaron a hacer otros? Total, que como puedes ver, las reglas, sean de moral, de convivencia o moda, no se pueden hacer extensibles a los demás. Lo mejor que yo he visto hasta la fecha y he visto muchas civilizaciones distintas, es dejar que cada cual sienta lo que considere oportuno y que se exprese libremente marcando sus propias normas. Ahí entra una vez más eso de ser tolerante, porque es mucho más que probable que las reglas de los demás no te cuadren. Respetad los valores de cada cual los comprendáis o no y todo será más fácil.

6. Hay mucho más de un millón de detalles que no están incluidos en este apartado de cómo hacerlo mejor en esta ocasión, pero a decir verdad ni me es posible decírtelos todos, ni vas a poder asimilarlos como debieras. Lo siento, las cosas son mucho más difíciles de lo que se pudiera imaginar. Además, como ya dijimos en su momento, nada de esto es sencillo y tienes muchas más posibilidades de tirarle algo a la luna y darle, a que esto te salga bien. Puesto que de ambas cosas existe al menos una posibilidad, tampoco vamos a ser demasiado negativos. Espero que al menos te salga mejor que a mí, pero si no es así, tampoco te preocupes, una civilización perdida no es para tanto. Escucha a los demás, aprende de otros y crea puntos comunes, eso ya será un gran avance en comparación con como estabais.

Bookmark and Share