Qué hacer cuando llega el fin del mundo. Parte: 40

Para poder hacer esto, lo mejor es, en la mayoría de los casos, eliminar del mapa cualquier recuerdo de esas “grandes diferencias” que os separaban en el pasado. Es obvio que no es necesario que eliminéis las películas o las proyecciones cerebrales o cualquier otra forma de arte que necesite la tecnología para funcionar, porque es prácticamente imposible que hayan subsistido e imposible del todo que lo hagan dentro de diez años. Lo mejor sería empezar por borrar convenientemente los rastros de siglos de represión racial, sexual o religiosa (esto ya lo tocaremos después mejor) y quitarnos de en medio las obras tanto pictóricas como literarias que sean de esta índole. Si esto no se hace adecuadamente, es muy fácil que este conocimiento, en mentes poco entrenadas en el librepensamiento, se acabe convirtiendo en un arma arrojadiza sobre lo que tu raza le hizo a la mía, o tu nación, o tu familia, o lo que sea. No es conveniente. Para que no se convierta esto en la segunda venida de Enmrel el Destructor, os recomiendo que sea cada grupo el que decida qué es indigno de ser recordado por ellos mismos.

Sé que todo esto es rematadamente polémico, pero no se trata de cerrar los ojos a las futuras generaciones, sólo de ser capaz de mostrarles una perspectiva algo más interesante. Creedme, si les contaseis lo que os condujo a esta situación y cómo estaba el planeta antes de vuestra metedura de pata final, la siguiente generación estaría convencida de que no hay nada que salvar en este mundo y os extinguiríais por falta de interés en la supervivencia. Desgraciadamente a mí ya me pasó más de una vez… Está bien, fueron 52 en total, pero estaban justificadas. Aunque el resultado fuera exactamente el mismo.

5. ¿Qué pensabas hacer con la religión? ¡Oh! Por supuesto que en una civilización como la tuya, más de un 80% tiene algún tipo de creencia o fe absoluta que les dice exactamente cómo hacer las cosas bien y cuál es la decisión acertada en todo momento. Por desgracia, esto viene emparejado en general a decirle cómo no tienes que hacer las cosas y, por extensión, a que todos los que no son de tu misma condición lo están haciendo mal o , en su defecto, simplemente son idiotas.

Esto es algo que sólo ocurre con los B-02. Cualquier civilización ligeramente más evolucionada, te diría que buscar una religión absoluta y general es totalmente inútil. Es como intentar encontrar la comida perfecta; por mucho que lo intentes, siempre habrá a quien le desagrade. Las civilizaciones que no tienen tendencias auto destructivas, suelen preferir que cada cual tome la decisión que le parezca oportuna. Es cierto que la “espiritualidad” (por llamarlo de algún modo fácil) o eso de “pertenecer a algo más grande”, es algo que siente la inmensa mayoría de los seres vivos y tiene unas razones lógicas y claras.

Bookmark and Share