Qué hacer cuando llega el fin del mundo. Parte: 3

Si esa es tu opción, te deseo una muerte poco dolorosa, para que tu cadáver no quede en una de esas poses tan ridículas que les encanta mostrar a los arqueólogos. Suerte y hasta la próxima.

Capítulo 3. Empecemos por lo fácil.

Si estás leyendo esto, imagino que es porque has confiado en mis credenciales. Bien hecho. Aunque no lo sepas, estás un paso más lejos de la extinción. Eso nos lleva a la primera pregunta que te tienes que hacer:

¿Quién soy yo y qué hago aquí?

Parece sencillo pero no lo es. Si sabes responder a estas dos preguntas, tienes una gran parte del camino resuelto. Créeme, en la mayor parte de los casos, tras una experiencia como la tuya, la gente pierde los nervios o se dedica a arrancárselos a los demás (literalmente), lo que, aunque en principio no lo parezca, hace mucho más difícil salvarse de la extinción.

Volviendo a un ejemplo de tu planeta, te diré que lo peor cuando los dinosaurios no fue el que la masa de la tierra cambiara, que una nube de polvo lo cubriera todo o que de repente la mayor parte del agua se evaporara; lo peor, fue ver que no tenían ni idea de qué hacer. Los que mejor lo llevaron fueron los más pequeños y eso es irónico. Tú ves un ser como el Diplodocus, tan majestuoso, tan inteligente, capaz de guiarse por medio planeta sin ayuda de ningún instrumento y pierdes la fe en él al ver que, cuando las cosas se ponen un poquitín difíciles, no sabe cómo tiene que hacer para respirar sin asfixiarse, o cómo salir de una fosa que se forma bajo sus pies. Te puedo asegurar que después de tantas veces, he llegado a la conclusión de que los mundos (sea el que sea) son de los mediocres. En general, los estúpidos se quedan sentados estúpidamente sin saber qué hacer y los más inteligentes se quedan sentados mientras perfilan el plan perfecto. Los mediocres sois los únicos que hacéis algo y después os ponéis a pensar en lo que habéis hecho. Me alegro de que seas uno de ellos (y que conste que lo digo con todo el cariño).

Bookmark and Share