Qué hacer cuando llega el fin del mundo. Parte: 27

En todo caso, no desesperes porque yo he estado en más de una ocasión en el mismo planeta y te aseguro que, si vosotros habéis sido imbéciles, es posible que venga después otro tanto o más imbécil. Hasta la cuarta vez que una civilización B-02, de distinta especie, la cagó en él, el planeta Ifhisssmenglrentekkllarethb no implosionó, y eso que habían estado ya a punto de hacerlo dos veces antes. También es cierto, que tras esto se convirtió en una rareza cuántica que desequilibra la realidad de cualquier ente que pase cerca de él y que además cambia de orden la ropa de los armarios, pero de no haber sido así, nunca habría aparecido en las enciclopedias y, por extensión, tampoco en esta guía.

Por mucho que te diga, es difícil que comprendas la magnitud de la existencia, entre otras cosas porque no es fácil que haya estado a tu alcance (de haber sido “vox pópuli” no estaríais en esta situación) y tampoco creo que nadie se haya tomado el tiempo necesario para explicártelo. Intentaremos ahora ponerle solución.
CAPÍTULO 10. ¿Cómo funcionan las cosas?

Ya lo sé, estás convencido de que tocar este tema no es lo que más te pueda ayudar en el sentido básico de la supervivencia ahora mismo dada tu coyuntura, pero es necesario que comprendas un par de cosas básicas antes de que podamos llegar al siguiente capítulo y es por esto que te ruego que seas paciente, abras tu mente e intentes comprender lo que ahora te digo. Es posible que no te salve de morir devorado por un gigantón antiguo ortopedista llamado Smac, pero como ya verás, las cosas no se acaban aquí y es bueno estar preparado para la siguiente ronda.

En vez de empezar por lo más básico, lo haremos por lo que es más difícil, así es posible que acabes comprendiendo lo demás. Lo podemos resumir en esto: LA REALIDAD ES FRACTAL.

¿Que qué quiere decir esto? Para explicarlo de modo sencillo, podríamos definir la fractalidad, como la cualidad de algo para conservar el mismo aspecto y estructura sea cual fuere la escala a la que se observe… Vale, creo que no ha sido tan sencillo como pensaba. En fin, es más bien algo que se contiene a sí mismo. El ejemplo más utilizado aquí sería la coliflor, que según la vas desgajando, solo parece que tengas coliflores de menor tamaño. A no lo has entendido, búscate alguna enciclopedia de matemáticas o de arte porque esa era mi mejor ejemplo.

Bookmark and Share