Qué hacer cuando llega el fin del mundo. Parte: 2

Visto que ya he escrito muchas cosas en este capítulo, utilizaré un nuevo capítulo para presentarme. Así queda más interesante la historia y el libro es más gordito (la mayoría de la gente prefiere leer libros gruesos en público, que queda como más intelectual).

Bueno, volviendo a lo que nos ocupa, por lo pronto sólo te diré que soy el ser que más sabe de extinciones de este universo y de los demás que he visitado. Hasta la fecha, nadie ha estudiado más sobre extinciones y destrucciones en general que yo. Eso debería ser suficiente credencial por ahora

Si eso no te impresiona suficiente, añadiré que, hasta la fecha y partiendo siempre de que el espacio-tiempo es relativo, he vivido unas:

465.034.656.473.829.394.654.783.010.293.658.490.265.490.265.682.910 catástrofes globales de aniquilación (como nos gusta llamarlas a los expertos), incluyendo exterminios de todo tipo, desastres naturales, implosiones de la materia, supresión natural de especies, reestructuración de la realidad, plagas, supernovas y un largo larguísimo etcétera de variedades que prefiero no nombrarte para no darte mal rollo.. Al fin y al cabo, seguramente hace poco que has visto cómo una gran cantidad de seres (queridos y no), eran aniquilados a tu alrededor y no quiero minimizar la importancia de lo sucedido… aunque ciertamente hay opciones peores que la tuya.

En la mayoría de los casos, los seres que acaban casi exterminados me hacen la misma pregunta, así que ya te la pongo yo:

“¿Cómo es que has podido vivir tantas aniquilaciones si la vida es sólo una?”

Vaya mierda de pregunta. Es fácil, no se vive sólo una vez, eso es sólo una percepción para que no te hagas demasiado lío. Es una norma de la realidad, “La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma”, pero para explicarte cómo funcionan las cosas en este universo, te recomiendo que busques algún libro más técnico sobre termodinámica o como sea que lo llamen en tu civilización… Bueno, sin ofender, en lo que quede de ella. Si no, siempre tienes la opción de dejar de leer este fabuloso manual y comprobarlo por ti mismo en unos días.

Bookmark and Share