Qué hacer cuando llega el fin del mundo. Parte: 17

Esa es la conclusión final. En las civilizaciones en las que prima la especialización, la inmensa mayoría de las profesiones son, a nivel básico, absolutamente inútiles. ¿De qué sirve un psiquiatra cuando lo que quieres es que alguien te ayude a encender un fuego? Lo más seguro es que te diga del tipo: “¿Crees que tu fijasión por el fueco tiene algo que verr con la rrelasión que tenías con tu madrre?”. Sé que es triste pensarlo pero, salvo que en algún momento de tu vida hayas pasado tiempo perdido en una selva sobreviviendo gracias a tus manos, es casi seguro que ninguno de los conocimientos que tienes, sirve absolutamente para nada (o casi) en tu situación actual. La única excepción es leer, que seguramente, puede ser lo mejor que te haya pasado en la vida. ¿Quieres saber qué objetivo plantearte a medio plazo? Es muy sencillo. Ve a una biblioteca o a algún sitio en el que aún se puedan encontrar libros. Busca algo con lo que escribir y elabora una lista. Si no encuentras nada con lo que escribir, puedes utilizar cualquier tipo de cascote que manche y usar las paredes de donde estés, recuerda que ya no hay nadie que te juzgue y que, por otra parte, tienes que hacer uso de tu libertad para hacer lo que te de la gana.
Cuando ya tengas dónde escribir, dedica unas horas a pensar qué es lo que no sabes hacer y que podría ser útil en tu actual situación e inclúyelo en esa lista. Dedica unas horas a esto.. y mañana, y pasado, y al otro y así por lo menos siete u ocho días. Con un poco de suerte, te habrás hecho una lista con más de un centenar de cosas que sería bueno saber ahora. Enuméralas por importancia y ahora calcula que, la esperanza de vida que tenías, en tu caso se ha dividido por la mitad. ¿Cuántas cosas de esta lista vas a poder hacer antes de que te falten las fuerzas? Pues márcate el tiempo que tienes para cada una de estas actividades y ya puedes ir dándote prisa. ¿Has visto? Al final la aritmética también tiene su utilidad (sobre todo cuando no tienes una máquina para que calcule por ti). Si encuentras alguna dificultad a la hora de encontrar prioridades, te diré que las más importantes son las que te pueden mantener con vida más tiempo. Las demás pueden esperar un poco más.

3- De acuerdo, hasta el momento tienes casi todo tu tiempo ocupado con la serie de tareas que necesitas desarrollar pero, aunque no parezca importante, una de las cosas que más ayuda en el paso de los años, es tener una tarea pensada a largo, largo, largo plazo.

Bookmark and Share