Qué hacer cuando llega el fin del mundo. Parte: 14

¿Cómo elaboro un buen plan?

Esto no es excesivamente complicado. En las primeras ediciones que existen de esta guía, las cuales no creo que lleguen nunca a pasar por tus manos, podrías ver reflejado un pensamiento mucho más conservador, según el cual, lo mejor a la hora de elaborar un plan vivencial para seguir adelante con tu existencia (y mantenerla ocupada como ya hemos dicho), sería una buena cosa tomar un camino sensato, que cumpliera una serie de requisitos y que nos llevase inexorablemente, si se cumplían todos, a ser una mejor persona. Después de muchas ediciones y muchas experiencias, he descubierto que a la hora de tomar una decisión vivencial, no hay nada como elegir cualquier cosa que te llame lo suficiente la atención. A decir verdad, tanto en situaciones desesperadas como no, cualquier camino que se elige a lo largo de una existencia puede llevarnos por rutas interesantes y eso, después de todo, es lo único que acaba importándonos. He observado que, por estúpidas que sean las elecciones o por absurdo que sea el planteamiento que nos ha llevado a ellas, la mayoría de los que sobreviven gracias a seguir su camino, son simplemente gente que está convencida de lo que hace. Por otra parte, si no se te ocurre nada, puedo darte una lista de parámetros que puedes marcarte para encajar lo primordial.

Plan en tres fases para seguir un camino vivencial:

La idea es que te plantees no sólo una actividad, sino tres niveles de proceso que te ayuden a seguir adelante. Es en cierta medida, similar a un plan de empresa, pero pensado para gastar en vez de para ahorrar.

1- Sea como fuere has de tener una actividad diaria que sea importante para ti y a ser posible que además sea útil. Si bien es cierto que puede ser un grupo de actividades en vez de una sola, es también cierto que conviene que estas estén, en la medida de lo posible, ordenadas. De este modo, no llegaremos al extremo de mirar el reloj para saber qué viene después, pero sí que nos dotará de un cierto equilibrio que es necesario para no tirarse de un barranco cualquiera. En esta clase de planes te puedo hacer tres recomendaciones. En primer lugar y, puesto que es algo probado que tienes acceso a los libros, te recomiendo que dediques una porción del día a leer.

Bookmark and Share