poema

NO SOY, poema de Ángel Aznar

Fotografía original de Xavi Carrillo

Fotografía original de Xavi Carrillo

No soy tan joven,
o no tanto, como solía ser.
No soy tan guapo.
No tengo tanto estilo.
No tengo ese cuerpo perfecto.
No molo tanto.

No soy, ni he sido
un arquetipo.
Y si en algún momento lo fui
no me di ni cuenta.

No soy lo que los demás esperan,
eso nunca,
por suerte o desgracia.

No soy normal.
Sí, todo el mundo dice eso de sí mismos,
pero es que a mí me lo dicen los demás.

No soy fácil de comprender,
no tengo un humor común,
no me río de las cosas que los demás
y me muero de risa
con cosas que sólo me hacen gracia a mí;
no soy parte de la multitud,
ni me interesa el fútbol aunque sea español,
ni he visto un día la vuelta ciclista
sin quedarme dormido o ponerme a pensar.

No pienso como los demás.
No es coña,
es que tengo las conexiones de otro modo.
Una bombilla me hace pensar en esculturas,
un olor en música
y a veces hasta me expongo a cosas que me desagradan
sólo porque me lleven a pensar en otras cosas.

Ya os advertí,
no soy normal.

Soy, minoría de las minorías:
Ambidiestro,
bisexual,
autárquico,
multi-instrumentista,
multi-disciplinar,
fiel a mi propia religión,
más listo de lo que parezco
y para colmo,
sincero,
como veis.

Creyente de las emociones,
renegado de lo obligatorio.

Soy un bicho raro.

No soy rico,
o al menos no ahora mismo.
No tengo fans,
ni seis millones de seguidores en twitter,
ni he inventado nada que todo el mundo conozca,
ni siquiera tengo un vídeo viral.

No soy conocido.
En eso, sí soy uno más.

No puedo pedir “a mi papá”
que me pague un viaje,
o una estancia en París;
de hecho, no tengo ni “papá”.

Soy artista
y creativo,
con una imaginación desbordante,
con más de un millar de obras a mis espaldas,
con un montón de palabras escritas
y aún así,
incapaz a veces de distinguir dónde va una Be o una Uve.

Soy,
cuando menos,
peculiar.
Que es como lo dice
la gente que me aprecia.

Soy despistado,
así que perdonad si no recuerdo vuestros nombres.
Soy así y me ha costado asumirlo.

No soy portada de la Rolling Stones
ni un cartel de la Tate,
ni un Premio Planeta,
ni la última moda en televisión;
y aún así sigo trabajando.

¿Seré idiota?

Pues puede ser,
tampoco lo niego.
Aún no me conozco lo suficiente.

No soy al arquetipo,
ni El Prototipo,
ni El Referente,
ni El Maestro,
ni El Iluminado,
ni El Filósofo,
pero sigo trabajando en ello.

Y no es que se trate de que “quiera conseguirlo”,
que eso es una trampa,
sino de que, aunque no lo vea nadie,
yo ya lo he conseguido.

No me vais a reconocer si me veis por la calle,
no vais a señalarme y decir:
“mira ese es el de…”
porque no, porque lo sé;
pero en mi mundo,
en mi vida,
en todo lo que he construido hasta hoy,
con mis manos,
mis palabras,
mi mente,
mis obras,
mi música,
mis vídeos,
mis escritos….
y tanto más;
para mí,
yo, ya soy alguien.

Soy,
el que ha conseguido llegar hasta aquí,
el que ha hecho todo lo que ha hecho
y el que aún hará mucho más.

No soy Un Nombre, como lo son … tantos otros.

Soy YO.

Bookmark and Share

Te conozco

Desconocido #Unknown #Art #Arte #Artista #Artist #Blackandwhite #BlancoyNegro #Desconocido #MedinadelCampo #ValladolidTE CONOZCO

¡Espera!
Yo a ti te conozco
gritaba el hombrecillo

Sí, sí, tú eres ese
aquel de las pintas raras
Me giré sin comprender

Ese que decía cosas extrañas
el raro, el que hablaba de locuras
Apenas entendía sus palabras

Sí, sí, nos vimos una vez
tú llevabas una chupa de cuero
con pantalones diplomáticos
Hablabas del amor repartido
y pediste cerveza con piña
El desconocido gritaba eufórico
y yo apenas reconocía su rostro

Continue reading “Te conozco” »

Bookmark and Share

WAKE UP AND FIGHT!

El yunke. En la feria de oficios de #VillanuevaDeDuero #Fire #FuegoHoy os dejo uno de los pocos poemas que voy compartiendo, pero uno de mis favoritos. Sencillo, claro y directo. Para todas las personas que necesitan luchar, ¡Ánimo!

WAKE UP AND FIGHT!:

El día que tienes fuerza
que te sientes grande
que eres invencible.
Wake up and fight!

El día que no quieres ni música
que las horas transcurren despacio
que los descansos no son suficientes
Wake up and fight!

El día que tienes nuevas metas
que ves nuevos caminos
que comienzas nuevas cosas
Wake up and fight!

El día que es gris dentro y fuera
que nada tiene sentido
que tu meta está cada vez más lejos
Wake up and fight!

El día que aprendes algo nuevo
que quieres experimentar
que quieres llegar más lejos
Wake up and fight!

El día que estás hastiado
que te puede la pereza
que la rutina te mata
Wake up and fight!

El día que compartes
que encuentras nuevos compañeros
que preparas planes comunes
Wake up and fight!

El día que no sabes qué hacer
que te pierdes en el trabajo
que ves una y otra vez lo mismo
Wake up and fight!

El día que ves tus ideas claras
que nada puede salir mal
que estás exactamente donde tienes que estar
Wake up and fight!

Wake up and fight cada día!
Y tus pequeñas metas, serán hazañas

Bookmark and Share

Ese cuerpo del espejo

Dentro de las muchas cosas que hago a nivel personal, fuera de la parte de taller, una de las más esporádicas es la poesía. No es que me interese menos, ojo, simplemente es que es una herramienta que utilizo sólo para expresar cierto tipo de pensamientos e ideas. Llevo escribiendo poemas/letras de canciones desde los 12 o 13 años. Al principio sólo de amor (lo que tiene la edad), luego de todo un poco. Como la idea del blog es que sirva un poco también de escaparate de mis trabajos personales (y poesía mando a muy pocos concursos), os iré dejando algunas de mis piezas.

Esta que os pongo hoy, es una de mis últimas piezas y de mis favoritas.

ESE CUERPO DEL ESPEJO.ese cuerpo del espejo

No me gustan mis muslos,
decía la mujer almohada,
son blandos y gruesos.
Y yo los recordaba
cálidos y dulces
suaves y moteados aquí y allá
de hermosos lunares.

No me gustan mis pechos,
decía la mujer de miel,
son demasiado grandes.
Y yo los veía
redondos, rotundos y firmes
y la convencía para usar escotes

Cada vez tengo menos pelo,
decía el hombre pimiento,
la edad no me perdona.
Y yo pensaba en su torso
trabajado y fibroso
sin llegar al exceso

ese cuerpo del espejoNo me gustan mis ojos,
decía la mujer serpiente,
están desviados y son pequeños.
Yo por contra
recordaba su piel tan suave,
su elasticidad y su fuerza.

No me gusta mi barriga,
decía el hombre camaleón,
siempre es más grande de lo que quisiera.
Y yo pensaba en sus ojos
profundos e inteligentes
y sus manos duras,
pero con una habilidad extraordinaria.

No me gustan mis orejas,
decía la mujer ardilla,
están separadas y desiguales.
Y yo veía su espalda,
atlética de nadadora
y su culo tan perfecto
que parecía dibujado.

ese cuerpo del espejoNo me gusto yo,
señor narrador,
no me veo, no me agrado, no me encuentro, no me siento.
Y yo respondía
que no se estaba mirando, ni deseando, ni buscando, ni queriendo sentir.

Que si su cuerpo fuera de otro,
le sería mucho más fácil quererlo.
Que si amara a la persona de ese cuerpo
le sería más fácil adorarlo.
Que si deseara su mente,
anhelara sus detalles,
apreciara las palabras bonitas,
los gestos amables,
los recuerdos agradables,
el placer de que ese cuerpo le tocase,
estaría encantado de mirarlo, desearlo, buscarlo y sentirlo.

Que si viera ese cuerpo
como quien ve a un amigo,
a un amante,
a un desconocido por la calle,
sería feliz de compartir tiempo con él.

ese cuerpo del espejoQue si dejara de tratar ese cuerpo
como algo permanentemente imperfecto,
sabría ver
todo lo bonito que los demás ven en él.

Ese cuerpo que te sostiene.

Ese cuerpo que te alivia.

Ese cuerpo que te ama y te desea
y al que te esfuerzas
por tratar como a un extraño,
castigándole por tus decisiones.

Ese cuerpo que mortificas,
condenas,
torturas,
y aún así te perdona,
te ama,
te respeta,
te acompaña.

ese cuerpo del espejoEse cuerpo,
el tuyo,
que se sentiría vacío sin ti,
que anhela el roce de tu cariño,
que agradece cualquier pensamiento amable;
ese cuerpo,
ESE,
debería ser el que te enamorase,
porque en realidad
ESE es el que está
totalmente enamorado de ti.

Bookmark and Share