Mar del Norte

Mañanas a la deriva

Cómo he publicado muy poca poesía en la web y este fin de semana, siguiendo con el proyecto #CreeEnTiMismo he hecho una foto sobre alguno de los poemas, he decidido compartir una más que espero que os guste.

Hay mañanas a la deriva

IMG_4457Al despertar veo
un mástil roto
un mascarón de proa agujereado
y las reservas de agua dulce
vertidas al mar.

Mis pies pesados
se arrastran por cubierta
buscando un sextante
que no encuentro

Mis manos enllaguecidas
buscan el cabo del ancla
para encontrarlo cortado
y el ancla perdido

Mis ojos cargados de salitre
hacen un esfuerzo
por divisar una isla,
pero sólo ven mar.

IMG_4475

Parte del público fiel en la lectura de poesía que hice junto a la inauguración de la exposición de acuarelas “Dicotomías” del proyecto “Relaciones”

Hay mañanas
de sentarte sin esperanza en la popa
y escuchar cómo el Mar del Norte
ahoga tu cascarón.

Mañanas de desconsuelo.

¿Qué motor tendré en el alma?
¿Qué me mueve?
¿Qué hace que por negro que sea el panorama
no me deje rendirme a la desesperanza?

Esas mañanas
soy más fuerte
que ninguna otra mañana

Primero planto un pie
pongo la mano en el suelo
para encontrar el equilibrio
de plantar el otro

Estiro mi dolorida espalda
mis cansados hombros
mi abotargado cuello
y abro bien los ojos

Miro la cubierta
de mástil roto
la proa agujereada
y el ancla perdida

Aprieto mis manos
estiro mi cuello
parpadeo tres veces
respiro hondo

y digo
¡Vamos a ello!

El viento podrá hundirme
los piratas matarme
o el mar tragarme

Pero mientras quede un gramo de mi alma
no rendiré esta nave al desconsuelo.

Bookmark and Share