luz

Mad Martin “Protagonista de mi vida”

"Como si mi vida fuese la imagen de fondo de la historia de otro más importante"#MadMartin #Arte #Art #Literature #Literatura #Book #Libro #Experimental #Words #Text #Texto #Palabras #instabook #Artist #Artista #Relato #StoryAGOSTO 9

Cada vez me pasa más. No sé si es el invierno. Es ver este mundo como quien mira a través de un cristal sucio. Empañado. Es como si fuese real sólo a medias, una realidad de mierda. Da la sensación de que todo fuese un monumental decorado en el que sólo soy un figurante. Todo lo que hago está predeterminado, todo planificado, todo malintencionadamente pervertido para que no pueda llegar nunca a ser el protagonista, sino sólo un figurante, con sus acciones marcadas y sus diálogos silenciados.

A veces salgo de la cocina y miro a los desconocidos sentados en las mesas del fondo, que hablan de cosas que no escucho y me siento como ellos. Como si mi vida fuese sólo eso. Una imagen de fondo de la historia de otro más importante o interesante que yo. Pienso demasiado a menudo en esto. Debe ser el invierno. Esta luz lo vuelve todo irreal. Demasiada luz, ninguna sombra… es como ver una serie mala de los ochenta. Recuerdo que la doctora me preguntó si me sucedía y yo le dije que sí, pero no preguntó más. No sé qué significa para ella. A mí me persigue esa sensación acuciante de querer pertenecer a mi propia vida.

Yo creo que ella no lo puede entender en realidad. Sólo piensa que los sueños son una obsesión para mí, como quien se obsesiona con el café, la televisión, un famoso, la biblia o cualquier mierda por el estilo. No me obsesionan mis sueños, no los quiero realizar, no me pregunto si son reales. Mis sueños son reales, empiezan, cambian, terminan, recomienzan, tienen más sentido o menos, pero siempre son míos.

MÍOS, reales, tangibles. Da igual lo inusuales que sean, lo extraños, lo angustiosos o lo inesperadamente pasionales. Me daría igual soñar que tengo sexo con los señores unicornio o que me quedo a vivir para siempre en el mundo de los calcetines perdidos; todo eso es más real que la realidad. Más auténtico y sobre todo, en mis sueños, yo soy el protagonista. El que importa soy yo.

Quiero ser el protagonista de mi vida… ¿Qué hago?

Quiero soñar para siempre… ¿Qué hago?

(Debe ser el invierno y esta luz)

Conócete, acéptate,
supérate. San Agustín
CABRÓN!

Bookmark and Share