joyería

Cómo hacer joyería de cerámica

L@s que me seguís en twitter, ya sabréis de lo que os voy a hablar, para l@s que no, os pongo al día.

Botones de cerámica elaborados para restaurar un traje tradicional de baileHace ya un par de meses recibimos en el taller uno de esos encargos “extraños”, por llamarlo de alguna manera. Un amigo que baila con un grupo de jotas, llevaba años buscando la solución a un problema y, al poco de conocernos, ya me preguntó por ello.

El caso es que están queriendo crear una copia de un traje de baile con más de 200 años de antigüedad. Uno especialmente bueno, de estos que deberían estar en el museo del traje pero que, por suerte o desgracia, pertenecen a un particular. De algún modo, es una clase de restauración/recuperación de prendas tradicionales y eso ya me despertó la curiosidad.

La inmensa mayoría del traje ya estaba desarrollado, pero les faltaba un detalle importante: LOS BOTONES. Antiguos, pequeños, elaborados y de cristal. Así que tras darle unas cuantas vueltas, y ya que no tenemos a nadie que maneje cristal, decidí hacerlos de barro. Es un proceso largo, lento y elaborado, pero creo que el resultado es muy interesante (aún falta cocerlos, ya os contaré), pero sobre todo me sirve para ilustrar cómo elaborar cuentas o joyería de cerámica.

  1. El primer problema que vamos a tener, es el uso de colores, porque si las piezas son muy pequeñas, pintar puede estar descartado, así que yo os recomiendo que uséis pasta coloreada. Os hacéis unas pruebas, le ponéis algún esmalte a ver cómo salen en monococción y si no resulta, pues probáis también en doble cocción.
  2. La temperatura también es determinante. Nosotros trabajamos el 99% en alta temperatura (gres-porcelana-refractario), pero en este caso son piezas de 980º, así que hay que plantearlo de otro modo. Por otro lado, te da la ventaja de que puedes usar alambre normal, en vez de hilo kanthal si no lo tienes a mano, o si, como nosotros, necesitas que el orificio sea muy pequeño.
  3. Si necesitas seriar el trabajo, vas a tener que usar moldes. Si no lo has hecho nunca, no tengas miedo, hay mil manuales sobre cómo fabricar moldes de cerámica. Es fácil y barato. Escayola, un poco de paciencia y cuidado con los detalles y tendrás un molde estupendo. Para piezas tan pequeñas, siempre mejor moldes de apretón que de colada, para aligerar el proceso.
  4. Usa técnicas innovadoras. Nosotros teníamos que hacer unos “puntitos” en relieve que lleva la pieza original, así que hemos usado una jeringuilla con barbotina más bien “gruesa” para hacerlos. Puedes usar papeles, serrín… lo que quieras.
  5. Son pequeñas joyas, así que hay que ser cuidadosos. Procura que tengan una superficie estable y móvil y que estén siempre protegidas. El trabajo de horas se puede ir al garete en 2 segundos.
  6. Haz pruebas para saber los resultados y, antes de empezar, plantea todo el proceso de manera que sea simple y se manosee lo menos posible la pieza. No sólo te ahorrarás tiempo de desarrollo, sino que además podrás plantear detalles que te ayuden de principio a fin.

¡Ya te puedes poner manos a la obra! 😉

Por mi parte, si hay algo que no sepas hacer o de lo que necesites más información (moldes, colada, pastas coloreadas…) pregunta y lo desarrollo.

Como regalo os dejo una pequeña guía del proceso de moldeado de los botones.

 

Bookmark and Share