cuento

Mad Martin “La Mujer Almohada”

La mujer almohada ataca en noches de luna llena y sábanas limpias

La mujer almohada ataca en noches de luna llena y sábanas limpias

Hace un par de días publicaba la segunda entrada del videoblog en la que leía este texto del diario de Mad Martin y prometí colgároslo pronto, así que aquí está. Que lo disfruteis

Por increíble que parezca, hoy es hoy (pero lo tacho igual)

MARZO 21

No me podía dormir y estaba dando vueltas a la cama. Me abrazo a la almohada y al rato me devuelve el abrazo y claro, pego un bote en la cama porque me muero del susto. Así que la miro y la almohada tiene brazos y piernas, no de tela, sino de una piel suave y morena, con manitas y muslos de mujer, suaves y dulces.

La mujer almohada no habla mucho, pero me invita a tumbarme con ella y es mimosa, cariñosa, blandita, cálida, da unos abrazos extraordinarios y hace unos crepes deliciosos. Apenas salimos de la cama, pero le leo a Cortázar y ella me lee a Baudelaire, o al menos eso creo, porque con la boca de tela no me entero muy bien, pero creo que es francés.

Yo le digo que quiero casarme con ella y ella me recuerda que son las ocho menos cuarto, así que discutimos porque no entiendo por qué tiene que darme esa patada de realidad y cuando quiero pedirle perdón por haberme enfadado en vez de disfrutar del poco tiempo que nos queda.

Me despierto profundamente triste y arrepentido. Espero encontrarla de nuevo.

Si no existieran………………..
……………………….los jefes
……………………………….
todos seríamos
mejores personas
a la fuerza

Bookmark and Share