cuaderno de artista

Mad Martin “Madbecedario”

Madbecedario. El abecedario según Mad Martin A es de Adolfo que se cayó en un ataúd atado

B es de Braulio que buscaba bolos blindados

C es de Calixto que comía cacahuetes con cáscaros

D es de Doroteo que dormía desnudo

E es de Eufrasio que estornudaba estiercol

F es de Facndo que freía fusibles

G es de Gerardo que ganaba garras gatunas

H es de Hipólito que hipaba hielo

I es de Ildebrando que ideaba Ilíadas

J es de Juliano que jaraneaba con jotas

K es de Kevin que Kilaba kioscos

L es de Luciano que laureaba lociones

M es de Menelao que mamaba manises

N es de Norberto que normalizaba normas normales

O es de Onofre que obstaculizaba orgasmos

Madbecedario. El abecedario según Mad MartinP es de Próspero que prometía panoplias

Q es que Quinto que quincaba quinielas

R es de Rodolfo que rateaba ramos de rosas

S es de Secundino que soñaba sopas

T es de Teodomiro que tomaba tinta tostada

U es de Urbano que ultimaba ungüentos

V es de Varico que versaba varias vidas viles

W es de Wenceslao que wisqueaba wolframio

X es de Xantipa que xerocopiaba xilofonistas

Y es de Yago que yodaba yemas

Z es de Zeta que zapaba zorros

 

Bookmark and Share

Mad Martin y el diario inventado

Mad Martin, es un personaje. Un alter-ego creado para sacar la parte más alocada, desvergonzada y brutalmente sincera que llevamos dentro. Un personaje sin tabúes ni vergüenza que se expresa tal como piensa o siente, rozando permanentemente la locura. Para ello utiliza, por prescripción médica, un “diario” para anotar sus sueños, pero tener un pie en el psiquiátrico implica que su comportamiento es ácrata y errático, lo cual se refleja directamente en dicho diario.

El proyecto Mad Martin está a medio camino entre la literatura y el arte conceptual en el que utilizo una agenda como “cuaderno de artista” interviniendo alguno de sus elementos típicos (los números, las frases, el santoral…), en combinación con micro-relatos de una o dos páginas, o divagaciones sobre pensamientos al azar desarrollados sólo como ejercicio mental.

Aprovechando el proyecto y que el libro como objeto tiene su propia vida, he decidido añadirle (una vez más) una parte trans-media, haciéndole diversas fotografías de seguimiento, tanto de los textos o dibujos que en él figuran, como del libro en los diferentes lugares en los que nacen las historias. Todo ello lo podéis seguir a través de instagram

Aunque mi intención es colgar varios de los micro-relatos, o de los textos en general, por lo pronto os dejo  una pequeña muestra

21 febrero
martes

#1 de Enero:

La doctora cree que sería una buena idea empezar a escribir un diario con mis sueños.
Yo creo que la doctora es imbécil y que sería buena idea empezar por quitarle la

Los días son idiotas

Hoy es 1 de Enero ¿Qué significa eso? Es sólo otro día estúpido de los 365,25 que hay cada año.

No me gustan los calendarios. Es como vivir dentro de una pecera en la que tú eres una piedrecita del fondo. Ni siquiera un pez. Los peces son otros, los que se mueven por el calendario, tú sólo miras desde el fondo.

“El hombre que hace su fortuna
en un año debería ser ahorcado
doce meses antes. Proverbio ruso”     ————————–>Los rusos…

Tampoco me gustan las agendas.

Bookmark and Share